¡Bienvenida la Promotora y adiós al Conicit!

137
0
Compartir:

 

*No se creó una institución nueva, se transformó al Conicit que tenía 50 años de vida institucional.

Por fin, con el voto de 44 diputados se aprobó en segundo debate el proyecto de ley 21.660, para la creación de la Promotora Costarricense de Investigación e Innovación.

Esta agencia de innovación tendrá como finalidad el diseño, la administración y la ejecución de instrumentos que coadyuven a la implementación de la política pública para el fomento a la investigación, el desarrollo científico, tecnológico y la innovación, así como para el desarrollo de capacidades empresariales de innovación, actividades emprendedoras de base tecnológica y el desarrollo de la productividad país.

Una apuesta a cambiar y mejorar el sistema de innovación que se encuentra altamente fragmentado y cuyos actores cuentan con capacidades muy débiles para cumplir su rol, según un informe de la OCDE.

Silvia Hernández, diputada liberacionista que impulsó el proyecto, dijo que esta es una de esas pocas oportunidades en las que se abordan en el Congreso temas relacionados con ciencia y tecnología, algo que enciende las alarmas porque son temas que deberían estar posicionados desde hace años en las agendas políticas y mediáticas si queremos avanzar hacia un modelo de desarrollo basado en el conocimiento.

 

Efectivamente, para nadie es un secreto que la ciencia y la tecnología, que han sido el motor de la Cuarta Revolución Industrial, en Costa Rica siguen sin tener un peso relevante en la cultura del país.

De hecho, el sector público de ciencia y tecnología, ha sido históricamente débil, de bajo presupuesto, desvinculado a los sectores productivos y sin un liderazgo que marque un antes y un después. Sin embargo, la creación de esta agencia de innovación genera optimismo en los sectores productivos y académicos, aunque muchos se preguntan si la Promotora de Investigación e Innovación tendrá el fuelle necesario para alcanzar las metas que le define la ley.  

Para el viceministro de Ciencia y Tecnología, Dr. Federico Torres, la transformación del Conicit en la Promotora, permite crear una entidad más ágil, con más capacidades de gestión, y especialmente de gestión de fondos.

Dr. Federico Torres

Según Torres, desde hace años se ha venido trabajando en remozar la gobernanza a nivel de Ciencia y Tecnología. Recordó incluso que una recomendación de la OCDE establecía que era oportuno crear una Promotora de Innovación que también involucrara aspectos de Investigación y Desarrollo (I+D) y que desarrollara ambos, porque al final son parte integral del proceso de creación de conocimiento.

En ese sentido, asegura, la Promotora tiene una orientación más al modelo no lineal del proceso de innovación, en el que se va a trabajar investigación básica, investigación aplicada y el desarrollo tecnológico, pero viendo a todas estas actividades como parte integral del proceso de innovación y de formación de capacidades del país, direccionada hacia la recuperación económica que tanto necesitamos.  

Por su parte, la Dra. Giselle Tamayo, presidente ejecutiva del Conicit, también destacó algunas de las ventajas comparativas entre la Promotora que nace y el Conicit que desaparece.  

La más importante, explicó, es que limita y ordena en el sentido más estricto las funciones de las dos instituciones. Le da al Micitt su rol estratégico político y al Conicit (ahora como promotora) su rol técnico.

Dra. Giselle Tamayo

Además, sostiene que con la Promotora se eliminará mucho del caos que hoy se da en lo relacionado a la aprobación de fondos que se trasladaban a terceros para la ejecución de distintos proyectos. Esta situación justamente es consecuencia que ha existido por el traslape entre las dos leyes y sus reglamentos, la que crea el Conicit y la que crea el Micitt. Con la nueva agencia de innovación se espera que se elimine de una vez por todas esa confusión, vacíos y duplicidades que hacían que el trámite de fondos para un proyecto consumiera hasta 8 meses. Ahora la tramitología quedará en manos de la promotora, lo que claramente mejorará la eficiencia.

Otra ventaja que señaló Tamayo, es que la Promotora define mecanismos transparentes para buscar distintas formas de financiamiento más allá de lo que está establecido en la Ley de Incentivos. Esto permitirá beneficiar otros programas y apoyar en alguna medida la parte administrativa de lo que sería la Promotora.

A diferencia del Conicit, con la agencia de innovación el jerarca del Micitt tendrá una silla en la junta directiva. Además, en este órgano director habrá representantes del sector público, de la academia y del sector productivo, lo que se conoce como “triple hélice”; algo que no ha existido en el Conicit.  

¿Qué dice el sector productivo?

Arianna Tristán, directora de Innovación e Internacionalización de la Cámara de Industrias, CICR, aseguró que si bien es cierto la aprobación de este proyecto no es ni el ideal ni el deseado, si representa una mejora a lo que había, más allá del Conicit per se, sino de todo el sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación, CTi. 

Lic. Arianna Tristán

Destacó que, si bien la Promotora vendría a solventar muchos de los problemas que hoy tiene el Conicit, lo cierto es que la Cámara de Industrias ha venido insistiendo durante mucho tiempo en la necesidad de un abordaje y una visión de carácter sistémico para todo el sector de la ciencia. 

“Si uno analiza el status del sistema nacional de CTi, vemos como todavía está altamente fragmentado y muchos de sus actores tienen capacidades bastante débiles para cumplir su rol; esperaríamos que con la delimitación de funciones que marca la Promotora, se le imprima en lo sucesivo una mayor velocidad y efectividad a la implementación de política pública”, manifestó Tristán. 

Por su parte, el Ing.Ronald Bolaños, expresidente del Conicit y actual Coordinador de la Comisión de Innovación de la Cámara de Industrias, destacó como una de las mayores fortalezas que le ve a la Promotora es que va a tener en su junta directiva representación del sector productivo que es el que impulsa la innovación en el país.  

Ing.Ronald Bolaños

“El hecho de que una agencia de innovación solo contara con representantes del gobierno y de la academia, reflejaría claramente que algo está mal; significaría que el sector productivo no ve a la innovación como fuente de riqueza”, dijo Bolaños.

Para Bolaños el hecho de que las cámaras empresariales tengan una silla en la junta directiva de la Promotora permitirá en el tiempo una mayor articulación entre el sector productivo y la academia.

Destacó que si queremos evolucionar hacia una economía basada en el conocimiento se debe fortalecer la investigación aplicada que genere innovación.

“Muchos investigadores hoy hacen investigación para publicar, pero eso no se traduce en beneficios concretos para la sociedad, pero teniendo ya representación del sector empresarial en la junta directiva de la Promotora, brinda la oportunidad de oro como para comenzar a conversar estos temas entre las partes”, manifestó Bolaños.

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.