“Mecsoft impulsa alianza tripartita que acelere la formación de los súper técnicos que urge la Industria 4.0”

538
0
Compartir:

Ing. Ronald Bolaños:

Ing.Ronald Bolaños

Por: Ana Madrigal

Muchos se preguntarán cómo países asiáticos que alguna vez también fueron pobres, Corea del Sur, Japón y Taiwán, entre otros, lograron subir al podio de las grandes economías mundiales.

Cabe recordar que en los años sesenta, Hyundai apenas era una empresa constructora familiar centrada en el mercado interno, Samsung comercializaba fideos y otros productos alimenticios y Taiwán exhibía un PIB poco alentador.

Sin saber nada de semiconductores, electrónica, autos o barcos, apostaron con espíritu valiente por la investigación y desarrollo, una sabia decisión que los convirtió en grandes y poderosas multinacionales en la industria global.

“Si Costa Rica quiere salir de la trampa de ser un país de renta media, deberíamos tener la misma ambición, y comenzar a pensar en fabricar autos, barcos y semiconductores; el gran obstáculo es que no contamos con suficiente talento humano para lograrlo”, explicó el ingeniero Ronald Bolaños, Informático Industrial.  

Bolaños es empresario tecnológico. Se ha desempeñado tanto en el campo de la academia como en el de la industria. Su vasta experiencia lo lleva a afirmar que el sector manufacturero se encuentra ante una encrucijada: o subirse a la locomotora de la revolución industrial o rendirse.

No obstante, el sector enfrenta un escenario que lastra sus oportunidades: aun aquellas empresas que se animen a adquirir alta tecnología en procura de mayor competitividad, se dan cuenta de golpe que no encuentran, ni a lo interno ni en el entorno, el recurso humano que sea capaz de entender, aprovechar y capitalizar la disrupción tecnológica.

En Costa Rica, como en otros países de la región, se ha detectado un alarmante “cuello de botella” en las universidades e institutos técnicos, que han resultado incapaces de reaccionar a la misma velocidad con la que surgen las nuevas tecnologías que impulsan la Industria 4.0.

En consecuencia, sus programas de estudios son añejos y en poco o nada contribuyen a la transformación digital que haría más competitiva tanto a la industria local como a los otros sectores productivos.

En nuestro mercado laboral, la oferta de técnicos e ingenieros, lejos de crecer se reduce cada vez más. No se están graduando ni en la cantidad ni con las habilidades que la industria requiere con urgencia para poder avanzar. Por si fuera poco, ante la acelerada irrupción de tecnologías emergentes, muchos ingenieros prefieren obtener un posgrado en Administración de Empresas, antes que verse obligados a reentrenarse y reinventarse de por vida en lo técnico.  

Otra barrera es el techo de ingreso que ponen las universidades a las carreras de ingeniería. Bolaños fue profesor del Instituto Tecnológico de Costa Rica por mucho tiempo. Relata que, en el TEC, cada año dos mil personas buscan ser admitidos en la carrera de Computación, pero únicamente 200 lo logran.  

“Ahí se pierde un enorme potencial de jóvenes posiblemente muy buenos, que se ven obligados a buscar otros centros de estudio de menor calidad que el TEC”, dijo.

Está convencido que lo único que nos puede sacar del atascadero es una estrategia país, orientada a impulsar una formación técnica rápida y de altísima calidad.  

Una carrera contra el tiempo

La solución ya está en marcha, anuncia con marcado optimismo el ingeniero Bolaños. Se trata de una estrategia en la que la industria local tendrá la respuesta a las presiones de la competencia internacional.

Asegura que después de tocar, sin éxito, distintas puertas de universidades públicas y privadas, en procura de aliados que coadyuvaran a esquemas de cursos cortos y rápidos de formación técnica, por fin logró concretar una prometedora estrategia que involucra a tres sectores capaces de acabar con la escasez de técnicos e ingenieros.

Se trata de una alianza estratégica entre la Cámara de Industrias, la Universidad Cenfotec y el Colegio de Ingenieros Electricistas, Mecánicos, Industriales, y afines, CIEMI, (adscrito al CFIA)

A todas luces la Cámara de Industrias sería uno de los grandes ganadores de este proyecto en razón de que sus agremiados son los afectados directos del problema. Esta iniciativa aspira a poder garantizar la oportuna transferencia de conocimiento al sector industrial a través de técnicos altamente preparados.

Con la rápida y adecuada capacitación y reentrenamiento del recurso humano en la alta tecnología de la Industria 4.0, el sector manufacturero podrá entonces pensar en seguir los pasos de Alemania o de los Tigres Asiáticos.

A la Universidad Cenfotec, especializada en computación e informática, le correspondería realizar la investigación y desarrollo; tendrá que probar las tecnologías emergentes y determinar cuáles serían las que más rápido puedan impactar el desarrollo de la industria local. Además, impartiría ciertos cursos de informática con un enfoque hacia el sector manufacturero, con lo que Cenfotec estaría incursionando en la informática industrial. 

Por otra parte, los ingenieros electricistas, mecánicos, e industriales, tendrán la posibilidad de aportar su experiencia y sus competencias profesionales y a la vez mantenerse actualizados ante los acelerados cambios, contribuyendo así al éxito de sus organizaciones y empresas.

“El mundo ha cambiado y nosotros tenemos que cambiar con él; no avanzar es retroceder”, sentenció.

Mecsoft: dinamizador y articulador

A este esfuerzo mancomunado, se suma el rol articulador de Mecsoft. Una empresa tecnológica creada por Bolaños, la cual, en su dimensión de empresa social, lleva más de 20 años desarrollando y aplicando en las empresas un modelo que acelera la curva de aprendizaje y el retorno de la inversión.

Cabe recordar que Mecsoft, es una spin-off que nació en el TEC, y por tanto cuenta con probada capacidad para transferir e implementar el nuevo conocimiento tecnológico a la industria: desde hacer el diagnóstico, la consultoría, entrenar y reentrenar al personal y asegurar que la herramienta se adapte y lleve a esa empresa a un nivel superior.

El ingeniero Bolaños y sus socios creen firmemente en la necesidad de convertir a la educación técnica en punta de lanza de nuestro desarrollo.

“Un muy reciente acuerdo con Estados Unidos proyecta a Costa Rica como “hub” regional en la industria de los semiconductores, un reconocimiento a los atributos y fortalezas de nuestro talento humano que tenemos que potenciar más. Se trata de una excelente noticia que nos motiva y obliga a apurar la marcha”; destacó.

¿En qué consiste el modelo de capacitación técnica?

Alemania, una potencia industrial, ya nos mostró la ruta para alcanzar la mejor y más rápida formación técnica. Primero lo logró con la educación dual y posteriormente con la Fábrica de Aprendizaje, que a fin de cuentas no es más que una escuela técnica instalada en las propias fábricas, en las que se entrena y reentrena en la alta tecnología al personal de planta.

Se trata de un entorno de aprendizaje sumamente flexible e innovador que  combina la teoría y la práctica en las nuevas tecnologías, potenciando a la vez las habilidades duras y blandas. Así, el nuevo conocimiento fluye optimizando todos los procesos.  

Más que atiborrar a los colaboradores de información para memorizar, lo que se busca es enseñarlos a “aprender a aprender”, a desarrollar un pensamiento crítico que les permita resolver problemas cada vez más complejos, que les genere una mentalidad creativa y una elasticidad mental para inventar, descubrir o crear algo valioso para la sociedad.

“El enorme genio creador del costarricense se encumbrará aún más con las nuevas generaciones de técnicos que entiendan y sepan aplicar en sus empresas las disruptivas herramientas de la Industria 4.0. Será el momento en que empezaremos a tener una industria con perspectiva de futuro, lista para competir en el mundo y para generar un veloz crecimiento económico que traerá bienestar para todos”, concluyó Bolaños.

 

“Urge capacitaciones cortas y de altísima calidad  que dote a técnicos e ingenieros de pensamiento crítico y elasticidad mental para inventar”

 

 

 

 

Compartir:

Deja tu comentario

Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.